Exalumnos

 

Correo electrónico de Exalumnos

 

Ricardo Fitipaldi


Hola, soy Ricardo Fitipaldi egrese en 1973 del colegio, fui integrante del MIYA, monaguillo alguna temporada, me acuerdo de casi todos mis compis los cual no sito por falta de espacio y por no ofender si me falta alguno, me gustaría si es posible contactar con alguien, me escribía con un gran amigo, pero ya no esta. Un abrazo muy fuerte chauuu

 

P.D.: Mi correo es familyfitti@hotmail.com

Gracias…


Mariela Pérez

Qué alegría obtener esta respuesta y qué honor ser la semilla de la nueva sección de la página jeje. Creo que mi reseña podría ser así:

Mi nombre es Mariela Pérez, yo egresé de 4to en el año 1986, un año en que se juntaron los dos 3ros y se formó un gran 4to año que funcionaba en el primer salón de la galería de abajo al lado dela dirección porque según nos decían "son el peor grupo del liceooo" (creo que se lo decían a todos) jajaja. Nosotros teníamos a profesores como Isabel Camiou en matemáticas (nunca entendí mejor la materia como con Isabel) o Cacho Bringa en física (qué genio jajaja) entre otros que casualmente nos acompañaron en el viaje de fin de año a Brasil. Algunos de mis compañeros fueron Elizabeth Misa, Leonardo Castiñeiras, Patricia Hernández, Flavio Sanguinetti, Daniel Antelo, Alejandro Landi, María Noel Parodi, Zoraida Mera, Sandra Fuentes, Alicia Álvarez, Rossana Duarte, Eduardo Portos, Gabriela Brizuela, Sergio De León, Roberto García, Gabriel Santoro, Gerardo Toledo, Daniel Repetto, Gustavo Gago y muchos etc etc etc.

Yo entré al Regina con 5 años a preparatorio con la maestra Carmen que era un amor como todas las que tuve, pero sobretodo recuerdo a la maestra Lourdes en 5to y Lilián en 6to que me daba clases de apoyo antes de entrar a clases para prepararme para el liceo, cosa que le agradeceré infinitamente. Pasaron muchos directores también en todos esos años como el Padre Mario (muy serio siempre pero totalmente accesible) Norma, la mamá de Alicia Álvarez divinaaa jajaja, una energía envidiable, estaba al tanto de todo siempre, tenía ojos en la nuca creo...El Padre Egídeo creo que también fue director en esos años o la maestra Marta Layes un encanto de persona...Me encantó ver todo de nuevoa través de la página, ver muchas cosas cambiadas, ver actividades nuevas, ver una cantina - en mi tiempo la cantina era el canasto de bizcochos de Odila y el cajón con botellitas de Malta que adorábamos de todas formas - la de túnicas manchadas por jugar en el recreo sacudiendo la maltita; ver que ahora hay bachillerato!!!Cómo me hubiera gustado no irme en 4to año.

Tengo muchos buenosrecuerdos entre esas paredes entre ellos las fotos que nos sacaba Molina jajajaja. Todavía existe el negrito (la alcancía) para hacer las colectas clase por clase?

Gracias por todo...

Mariela


Así sentimos el Regina

 

El equipo de animadores del Regina ha charlado con algunos alumnos sobre sus vivencias en el Colegio. Así hay quienes comparten cómo se sintieron al integrar la primera generación de quinto año, al pertenecer al grupo Servi, o al formar parte del Equipo de Animación.

Claudia Gucciardo (30 años, Profesora de biología, adscripta y animadora) - ¿Cómo se sienten como primera generación de 5to. En el Regina?

Angelo Perla (16 años, cursa quinto científico. Concurre desde la escuela y participa en todos los grupos extracurriculares, servi, animadores, grupo juvenil. Acompaña campamentos) – Me encantó que hubieran puesto quinto año, estuvo de más. Estuvo bueno que la gente se quedara y que entrara gente nueva. El trato con los profes sigue siendo el mismo, muy bueno, pero la exigencia aumenta.

Andrea Curbelo (16 años, concurre desde la escuela, cursa quinto biológico y participa del grupo juvenil) - – En realidad está bueno porque pensamos que iba a ser fácil, hemos sentido más exigencia.

Cinthia Infantini (16 años, cursa con nosotros desde primer año de liceo, hace quinto humanístico. Participó de servi, taller de animadores y grupo juvenil)- Pero sentimos que el Regina se adaptó a nosotros. Por ejemplo, tuvo que manejar libertades para nosotros que el resto de los alumnos no tiene, y eso es super difícil.

Santiago Dieste (23 años, animador)- ¿Qué los llevó a decidirse por su orientación?

Gabriela Heins (16 años, concurre al Regina desde primer año de liceo. Cursa quinto humanístico. Participó en Servi, taller de animadores y continua con el grupo juvenil y acompañando campamentos) – El año pasado tuvimos un taller de orientación grupal donde tuvimos instancias de orientación vocacional. Tuvimos una jornada, en donde además de compartir con nuestros compañeros las decisiones que íbamos tomando, realizamos un test. Nos ayudó mucho una guía que nos dieron.

Claudia- ¿Porqué han decidido formar parte de SERVI, ANIMADORES Y GRUPOS JUVENILES?

Stefani Sosa (18 años, se integró este año cursando quinto año humanístico y participa del grupo juvenil) – Es un lugar donde te sentís bien sin estar obligado a venir y venís igual.

Angelo – me siento re-bien con el grupo de animadores, re- cómodo. El Taller se llevó re-bien. Siento que los grandes se integraron totalmente a nuestro equipo, parece un grupo sin diferencias. Las propuestas me parecieron adecuadas.

En lo personal, me ayudó a liberarme más, relacionarme más con el resto de la gente, sacarme la timidez. Me gustó la experiencia de los campamentos con cada una de las personas con las que fui. Me siento bien animando, me gusta compartir con los chicos de primaria, es una actividad que une dos partes del colegio, primaria y secundaria. Esto forma parte de mi vida desde tercero de liceo y me hace sentir más unido al Regina. Por ejemplo, cada vez que tengo taller, salgo temprano, pero me gusta quedarme acá esperando.

Natalia Pereira (17 años, cursó la escuela y el liceo hasta cuarto, se fue para cursar quinto y este año volvió. Participa del taller de animadores, acompaña campamentos) - Yo había empezado el año pasado pero no pude terminar. Fue re-divertido y por eso quise terminarlo este año. Me siento cómoda. En los campamentos me divierto y aprendí cantidad de cosas.

También este año fui al retiro, con nuestros catequistas, estuvo re-bueno, los juegos, nos conocimos mucho más, quedamos más unidos y hablamos de cosas que en el día a día no hablamos. Me ayudó a ser más abierta con los otros y a tener más contacto con la gente que no conocía tanto. Siento que este tipo de espacios nos une más al Regi y además vas a un campamento y te dan ganas de ir a más.

Florencia Durán (16 años, concurre desde primero de liceo, participó en servi, animadores y grupo juvenil. Acompaña campamentos. Cursa quinto biológico) – Se viven un montón de cosas que no vivís a diario. No tenemos tiempo en el correr de los días para pensar y compartir con otros. Con estas actividades fuimos creciendo juntos. Por ejemplo vos Claudia, te vimos primero haciendo suplencias, luego siendo nuestra profe, animadora y acompañando juntas campamentos. Los que nos formaron crecen con nosotros, empezaron a formar parte de nuestra vida. Estos espacios nos hicieron crecer. Nos dimos la oportunidad de conocer otra gente, compañeros. Es re-lindo además que te reconozcan como animadores. Viendo lo que nosotros hacemos, hay otros alumnos que quieren hacer lo mismo que nosotros.

Mariana Zubillaga (17 años, concurre al colegio desde la escuela, cursa quinto científico. Participó de Servi, Taller de Animadores y acompaña campamentos) – A mi me interesó porque se trabaja con chiquilines, porque quería ver bien cómo era. Es parte de lo que quiero estudiar y por eso lo hice. Me siento re bien con el equipo de animadores, se creó un vínculo muy bueno y sé que puedo confiar en ustedes. Es terrible experiencia. La recomiendo. En cuanto al retiro, me gustó mucho la propuesta porque nunca había participado de algo así antes. Pudimos compartir cosas que no hablás todos los días y con gente que no conversás mucho.

Pablo Díaz (17 años, cursó desde los 2 años hasta cuarto de liceo. Este año realizó el taller de Animadores y nos acompaña en los campamentos) – Yo veía a los demás chiquilines que lo hicieron y quise ver como era. Además quería seguir conectado al Regina. El taller me encantó. Aprendí cómo manejarme con los niños. Me di cuenta de que esto es lo que me gusta, que si fuera por mí trabajaría de esto. Descubrí mi vocación. Me sentí re bien con mis compañeros y con ustedes. Me encanta eso de llegar al Regina y que todos te saluden.

Sebastián Belo (18 años, ex-alumno, participó del taller de animadores y acompaña campamentos) – El curso permitió que los ex – alumnos volviéramos y es por eso que sigo en contacto. El taller de animadores me abrió puertas, porque empecé a trabajar en otros lados, me dio herramientas, estuve trabajando en un club como animador. Me encantó el curso y me dio conocimiento de juegos y práctica. Me ayudó a acercarme a niños chicos, me ayudó a relacionarme con los chiquilines de diferentes edades, a entenderlos.

Santiago - ¿Qué consejos les darían a futuras generaciones?

Stefani – Los grupos son una re-linda experiencia. Yo soy nueva en el cole y siento pila de cariño y afecto desde el primer día que entré. Me siento muy cómoda. El grupo juvenil es un espacio para divertirse y aprender. Todos tenemos nuestro potencial y éste puede ser un lugar para descubrirlo.

Claudia – ¿En tu caso, porqué volviste al Regina?

Natalia – Volví porque extrañaba a mis compañeros, a los profes y porque me siento cómoda. Siento que se me presta atención, se nos está atentos. Me siento querida…